miércoles, 28 de diciembre de 2011

La sumisión y el agrietamiento de las montañas




El valor, la grandeza y la fuerza del impacto del Corán son tales que, si hubiera sido descendido sobre una montaña dotada de razón, al igual que los humanos, tu la habrías visto a pesar de su extrema dureza y solidez someterse y agrietarse por temor de Allah.


Como Allah dice:


"Si le hubiéramos hecho descender este Corán a una montaña, la habrías visto humillada y partida en dos, por temor de Allah."
(De la concentración, 21).


Es decir que si la montaña habría escuchado las advertencias, sus rocas se agrietarían cuando hubiera sido sacudida por el temor de Allah.

La sumisión (Khushu ): es el acto de doblar la cabeza y de inclinarse.

Es decir, que la verías poner su cima a ras del suelo.

El agrietamiento: Es el hecho de partirse.

Es decir, que ella temblaría y se partiría por temor de Allah el Altísimo.

(Al-Tahrir wa al-Tanwir, 28/104)



¿Cómo es que vuestro corazón no se somete, ni se rompe por temor de Allah, mientras que vosotros habéis comprendido el mandato de Allah y habéis reflexionado sobre Su Libro?

(Tafsir Ibn Kathir, 4/343-344)



La intención, produciendo una señal, es hacer resaltar la grandeza del Noble Corán; de incitar a la meditación de sus sublimes exhortaciones , porque nadie tiene excusa en este asunto para no cumplir la ley de Allah el Altísimo exaltando Su Libro y amonestando a aquel que no respeta el Sublime Corán.



La gradeza del Noble Corán - Mahmud ibn Ahmad ibn Salih al-Dowsary - Página 35-36

Edición: daroussalam

Transcripción: Oumomeya

copiado de la-ilaha-illallah.over-blog.com


Sheikh Mahmud ibn Ahmad ibn Salih Al-Dowsary

http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-la-soumission-et-la-fissuration-des-montagnes-91625225.html
Traducido del francés al castellano or Um Amina para el foro www.islamentrehermanas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario